lunes, 29 de septiembre de 2008

cortarse en la cocina

Resulta que venía yo pensando que últimamente voy de culo con la comida porque llego a mi casa cerca de las tres de la tarde y no tengo nada preparado. Antes, cuando era más pequeña (de edad, pero no de estatura) me planificaba muy bien. Con lo cuadriculada que soy y lo que me gusta rodearme de cacerolas, me escribía un menú para la semana, y he llegado a cocinar todo un domingo, congelando el resultado en fiambreras -que no tupperwares- para tener comida para toda la semana. Total que eso fue en una época de mi vida que para bien o para mal ya ha pasado.

Así venía yo, sorteando mierdas de perro por la calle Pavaneras, criticando mi falta de previsión, con más hambre que un perrete abandonado y al llegar a mi pequeño hogar ya tenía pensadas dos o tres comidas que iba a preparar esta tarde -y de paso me iban a solucionar más de un problema con ingredientes a punto de fallecer-. En estas estaba preparando una ensalada de emergencia, y se pone a llover como si se fuera a acabar el mundo. Es el problema de la mierda de clima de la Ciudad Pollo Frito, cuando llueve no es una lluvia fina que riega los campos, sino una tormentaca que termina con todas las cosechas. Total, que me enrollo más que las persianas, que viendo la lluvia repiquetear en los cristales he dicho "buen día para encerrarse en la cocina". Lo de encerrarse es un decir pero en fin, yo lo he dicho. Se lo he dicho a la nevera, que dice MV que con alguien hay que hablar y ahora mismo no hay otro ser vivo entre estas cuatro paredes.

Pero una nunca sabe cuando le va a llegar la hora y en el momento menos pensado se te tuercen los planes mejor preparados. La cuestión es que cortando la cebolleta y con las prisas, me he pegado un tajo en el dedo. Es muy desagradable ir dejándolo todo perdido de sangre y hay que tener cuidado si se tienen invitados y alguna enfermedad contagiosa. Yo por fortuna no tenía ni lo uno y creo que lo otro tampoco.

Así que se frustaron mis planes de tarde le lunes cocinando y a duras penas puedo escribir esta crónica con mi dedo amputado -este momento dramático me encanta-. Sin embargo, he descubierto la utilidad de unas tiras de sutura cutanea, que sirven para futbolistas agresivos y lanzadores de cuchillos estresados. Un consejo, los cuchillos son muy peligrosos, más si están afilados, tienes prisa y mientras cortas verduras estás pensado en otra cosa.

(Qué melancólica es la sintonía de Flor de Pasión)

7 comentarios:

La Hipotenusa dijo...

Pues a mi me dijeron una vez que la sangre bien cocinada también estaba rica...
claro que me tuvieron que engañar para que la probara y resulta que hace tantos años que ya ni me acuerdo...
la historia, que yo también me voy por las ramas, rotulator: que tengas cuidaillo, que los cuchillos cortan (o eso dicen) y que yo igual me uno a eso de cocinar con premeditación y alevosía, porque hoy he preparado ya unos gnochis (cómo se escribe?) pa mañana que me voy a chupar los dedos :D

H

rotulator dijo...

yo les digo ñoquis...

es verdad que la sangre cocinada está riquisima. que se lo pregunten al bocata de morcilla...

¿habeis fregado alguna vez con la mano izquierda (derecha para los zurdos)? tardas el triple...

la lluvia torrencial de ayer ha dejado mi albahaca muy perjudicadaaaaaaahhhhhh! uy! que me da...

Neikos dijo...

Creo que la perjudicada no es la albahaca, pero me me ha llegado la melancolía de la entrada.

Dedos de gato!! Yo nunca puedo así, pero si lo haces no tendrás que fregar nunca más con la mano izquierda. No deje que un mal corte le fustre la tarde, que yo también era de los que cocinaba el domingo para toda la semana. Aunque nunca me planificaba, que eso a mí siempre se me ha dado mal. Solo cocinar!

PD.: esta noche hay cena maculi, proclamo.

rotulator dijo...

pues ya sabes, cámara de fotos y mañana entrada en el blog...

maculi, yo sé que tú estás hablando pero no tentendío na (que diría paca carmona). qué dices de los dedos de gato?

La Hipotenusa dijo...

pero no había cena maculi?
me da que el doctor está demasiado ocupado ultimamente incluso para sus lectores.

qué tal tu dedo rotulator?

H

Neikos dijo...

Pues... a esto me refería: Dedos de gato aquí!

Al final sí que hubo cena, aunque tener visita durante tantos días seguidos te mete en una vorágine de alcohol y trasnoches que le dejan a uno pallá.

No sé si da para una entrada, pero hice mi primer sushi que, aunque será mejorado sin duda, no estaba nada mal. Menos mal que me acordé de lo de mojarse los dedetes antes de hacer las bolillas, porque el arroz no paraba de pegarse a toas partes.

rotulator dijo...

neikos, no me vengas con excusas baratas tipo voy un poco pedo y no puedo escribir que esa ya me la sé. puedes hacer una entrada que sea "la primera vez que hice sushi", nos explicas qué tal la experiencia y nosotros aportamos nuestros descalabros de principiantes en el asunto.

hipotenusa, mi dedo ha dejado de sangrar y ahora que tengo una falange menos he desarrollado una técnica para cortar verduras con la que no me manejo nada mal. cualquier día lo publico en el blog para alimentar a los freaks.