jueves, 22 de octubre de 2009

El revoltillo de espárragos Leo-luz

Qué cierto es que en España existe una cultura gastronómica arraigada.
Cuando tenemos la gran suerte de compartir culturillas de diferentes lugares -ya sea dentro o fuera de nuestro país- se te abren todos los sentidos, paladar incluído.


He aquí pues sin más preámbulos, una receta que a un Cata-luz le brindó Loli, una andaluza afincada en León y que sabe a gloria bendita. Espárragos de Huétor que nos regaló mi santa y una receta de cómo hacerlos que nos regaló Loli. Por supuesto, no le falta Pimentón del que tanto se usa en León, que ciertamente hay que conseguir si tenéis oportunidad, porque está ahumado y le da un puntito... increíble. Allí, sencillamente, se lo echan a todo.


Ingredientes (2/3 personas)
1 manojo de espárragos trigueros
2 o 3 rebanadas de pan (si es del día anterior, mejor)
2 dientes de ajo
2 Huevos
2 c.s. (cucharas soperas) de vinagre
2 c.p. (cucharillas de postre) de pimentón
Un poco de agua y aceite


Elaboración
Se fríen las rodajas de pan en una sartén con aceite y se retiran a un mortero. Ahora doramos los ajos troceados a láminas los colocáis con el pan. Yo reservo unas cuantas laminillas, porque me encanta encontrarme los trocitos de ajo. Se le echa un poco de agua al mortero y se deja reposar. Nunca he conseguido averiguar la cantidad de agua necesaria, así que siempre la echo a ojo, sin llegar a cubrir el pan pero que se empape.



Mientras se ablanda el pan y los ajos partimos los espárragos, ni muy grandes ni muy chicos. Dicen los entendidos que el espárrago hay que partirlo con las manos, doblándolo sucesivamente hasta partirlo desde la punta del tallo hasta la base. Cuando ya no se parte sólo hay que dejar lo que queda, porque es la parte dura.


Se echan en la sartén en la que teníamos el aceite de antes, y a freír un rato, dependiendo del grosor de los mismos. Los de Huétor, como eran gordos los tuvimos unos 5 minutos a fuego medio. Al rato, les echas un poco de agua, para se acaben de cocer sin llegar a quemarse, pero una pizca de agua, no más -de vez en cuando en vez de agua les he puesto vino blanco... y están también muy ricos- y le subís un poco el fuego, para que hierva bien. Al par de la fritura podemos ir machando el pan y los ajitos con el morterito. A piñón, no hace falta más, hasta que esté bien trabado.


Con el líquido ya evaporado de la sartén, se le añaden un par de cucharillas de pimentón de León, el chorreón de vinagre y se le da un par de vueltas. Luego le añadimos el pan que habíamos machacado y los ajos, en caso de que os hubierais guardado algún ajo, claro. Le damos otro par de vueltas, y listo.


Y ahora, el toque final.
Retiramos del fuego. A los que nos gusta el revuelto meloso, uséase con el huevo no muy hecho, lo mejor es echarle primero la claras, darle un par de vueltas y luego la yema y una vuelta más. Si no os va mucho este rollo, con echarle un par de huevos y revolverlos con los espárragos, listo.
Lo que sí es importante es servirlo rápido, para que el huevo no cuaje demasiado.




Ea,
Mahlzeit!!






Posted by Picasa

7 comentarios:

rotulator dijo...

bien! tenemos un alumno aventajado. muy sabroso y apetecibles están estos espárragos. la mezcla leonesa-andaluza me encanta. deseando estoy de comprar espárragos para probar esta maravilla de la cocina fusión. qué alegría de pimentón!

Neikos dijo...

Aquí arriba a veces cuesta encontrar estos ingredientes tan buenos como los espárragos, y no hablemos del pimentón de León, pero digo yo que algo podremos apañar!

AlRutan dijo...

Ahora resulta que llevo engañado todo este tiempo!!!!
Con la emoción de la publicación de su receta, Loli se conectó rauda a Internet para congratularse de que a ella se la mencionase. No pudo callar pero al reparar que se mencionaba el pimentón de León y llamó a Lo, mi pinche. Os transmito sus palabras al teléfono, que llegaron hasta mis oídos:
- ¿Pero de dónde ha salido que el pimentón sea de León?. Si viene de Cáceres.

Yo que no quiero causar un cisma, callo, pero lo transmito aquí para que quede constancia, que en Cáceres hay mucho funcionario y no vaya alguno a pasar de chaspón por aquí y me interponga alo de eso que se pone en los juzgados.

Que en León se lo echan a todo, doy buena fe de ello. Lombarda, Mejillones al vapor, huevos fritos... a todo.

rotulator dijo...

si en león le echan pimentón a todo entonces se puede decir pimentón de león. además no te preocupes alrutan, que aquí no somos nada rigurosos y nos gusta levantar falsos testimonios para animar un poco el cotarro. dale un beso a la loli y dile que no se enerve que lo que nos gusta es dar que hablar y dar de comer con cualquier ingrediente, venga de donde venga.

Anónimo dijo...

Hola! de este fin de semana no pasa que yo haga esta receta!! además hay que aprovechar que los espárragos están en el super a mitad de precio! Mi madre qué pinta!. Por cierto, mi madre también le echa pimentón a casi todo. Un saludo

rotulator dijo...

yo lo hice el finde pasado y tengo que decir que estaba buenísimo. mmm!

Neikos dijo...

A mí esto me da mucha envidia, que por aquí no han visto un espárrago de verdad ni en la tele!